...Bienvenidos a la alacena, un espacio muy personal...


...La alacena

es ese lugar donde guardo todos mis pensamientos, es el mar, es el olor a vainilla y lluvia, un otoño soleado, es musicalidad, es un toque vintage, es equilibrio y desequilibrio inesperado, es
nostalgia, arte y creatividad a punto de estallar, es un ratito de mis noches y
lunatismo en estado puro, es amor, desamor, es retro-actual y al fin y al cabo
un armarito donde escondo mis cosas y hoy lo dejo entreabierto para vosotros...







Bienvenidos a la alacena.
















14/6/10

Las cosas no pasan por casualidad


No tengo tan claro que haya nacido para volar porque en definitiva siempre hay algo que nos retiene en esta vida, intento disfrutar de mi libertad desde que tengo consciencia de ello impidiendo que nadie ni nada me vuelvan a arrebatar un cachito de ella por mucho que me retengan.
De lo que si estoy muy segura, y cada día que pasa aun más, es de que cada cosa que sucede en nuestras vidas no pasa por simple casualidad, todo tiene su porqué incluso aunque nos parezca que carece de sentido en el momento en el que suceden.
Cada hecho determina nuestras vidas de una forma tan asombrosa que a veces simplemente me dejo en manos del destino a la hora de tomar una decisión porque como dicen el tiempo, la paciencia y el ser observador ponen cada cosa en su lugar. Con esto no digo que dejes tu vida a la suerte del destino, también tenemos que ser participes de ella que es lo más importante, pero sin forzarla, sin intentar ir a contracorriente.
No hay destino sin instinto y voluntad, quiero decir.
El destino para muchas personas se resume en un ser todopoderoso: Dios, que es el que decide el destino de cada una de sus vidas, yo como digo creo en el destino como una fuerza, una energia compuesta de instinto voluntad y situaciones que marcan nuestro camino.

A dia de hoy estoy segura que todos los baches por los que he pasado no estaban en mi camino por casualidad, en mi caso era por algo que debía pasar para llegar a alcanzar cierto grado de madurez, responsabilidad y valor de las cosas, a nadie le gusta pasar malos momentos, pero por ejemplo a mi me han servido muchisimo en mi crecimiento personal y en saber enfocar la vida desde  otra perspectiva menos catastófica a la hora de asumir alguna derrota.
Al igual que estoy segura de que ayer no me acordé de esa persona que murió por casualidad, ya que luego otra persona esa misma tarde colgó un video suyo en internet, eso no es casualidad, eso son fuerzas naturales, señales que me llevan a pensar que las energias y el destino tienen mas fuerza de lo que pensaba.
Al igual que sé que lo de aquel chico que podría haber sucedido no sucedió porque no era el momento o no estabamos hechos el uno para el otro y justo dias después entra una persona en mi vida de forma arrolladora sin habermelo propuesto ni planteado en ningun momento.
O los sueños que tuve hace unos días con mi ex, llegaron a reflejarse en la realidad al día siguiente sin haber tenido ningun tipo de relacion con el en dos años...
No sé, con todo esto quería expresar que cada dia siento con mas fuerza que todo tiene su sentido, nada es casual y las energias en esta vida hay que saber sensibilizarlas e interpretarlas porque tienen su explicación.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada